Envío gratis

INTUICION DE LA VIDA / SIMMEL GEORG

$3.390,00
Compartir

La posición del hombre en el mundo está determinada por la circunstancia de que, dentro de toda dimensión de sus propiedades y de su postura, se halla en todo momento entre dos límites. Eso se presenta como estructura formal de nuestra existencia, estructura que en sus diversos sectores, ocupaciones y destinos se llena en cada momento de un contenido siempre distinto. Nosotros sentimos que el acervo y valor de la vida y de toda hora se hallan entre una medida más alta y otra más baja de importancia, suficiencia y moralidad, toda idea entre una medida más cuerda y otra más insana, toda posesión entre una medida más extensa y otra más reducida, todo acto entre una medida mayor y otra menor. Nos orientamos constantemente, si no con conceptos abstractos, por un sobre-nosotros y un debajo-de-nosotros, por un a-la-derecha y un a-la-izquierda, por un más y un menos, por un más-firme o más-suelto, por un mejor o un peor. El límite hacia arriba y hacia abajo es nuestro medio para orientarnos en el espacio infinito de nuestros mundos. Pero por el hecho de que siempre y por doquiera tengamos límites, somos también límite nosotros.